MEDIO AMBIENTE

La ecología es la ciencia que estudia a los seres vivos, su ambiente y cómo esas propiedades son afectadas por la interacción entre los organismos y su ambiente.

El término “medio ambiente” se refiere a diversos factores y procesos biológicos, ecológicos, físicos y paisajísticos que, además de tener su propia dinámica natural, se entrelazan con las conductas del hombre. Desgraciadamente, el hombre es el principal organismo que altera desfavorablemente el ecosistema y como hombres que somos, es nuestro deber, restablecer el orden.

Desde el turismo, podemos colaborar de muchas maneras, con el medio ambiente. Sabemos que de un día para otro, no se puede cambiar la forma de vida que llevamos pero es imperativo empezar a cambiarla.“Los pequeños cambios hacen las grandes revoluciones del futuro”

Todos debemos ser conscientes de que nuestro planeta se encuentra bajo una amenaza real. La creciente conciencia ecológica y el estilo de vida respetuoso con el medio ambiente son ya una realidad inaplazable y esperamos que no haya llegado demasiado tarde.

En relación con lo antes expuesto, en nuestro Apart hemos tomado algunas iniciativas que iremos ampliando y profundizando con el correr del tiempo. Estas son:
- Todas nuestras cabañas poseen ventanas con doble vidriado hermético, el diseño arquitectónico permite que el sol ingrese en las mismas, la mayor parte del día, minimizando el consumo de energía
- Nuestro complejo cuenta con 2 plantas depuradoras de residuos cloacales que impiden la contaminación de las napas subterráneas.
- Usamos lámparas de bajo consumo en toda la iluminación
- intentamos usar el mínimo de papel posible, pero el que usamos es papel reciclado;
- Los productos de limpieza son naturales y biodegradables, con el mínimo de componentes químicos posible.
Medidas que tomaremos a un futuro próximo para aportar nuestro granito de arena a mejorar el medio ambiente.
- División de la basura en: basura orgánica y Basura no orgánica - RSU (Residuos Sólidos Urbanos), papel, cartón, PET, Baterías, latas y cristal.
- Climatización de Piscina a través de paneles solares
- Iluminación exterior de las Cabañas por medio de paneles solares fotovoltaicos y baterías de acumulación.
- Sistema de calentamiento solar de agua sanitaria. Este sistema reduce 50% el costo de energía utilizado para calentar el agua.

Medidas a mediano Plazo:
- Construcción de una torre para colocar un molino eólico de 500 vatios, junto con un sistema de acumulación de energía a través de baterías que permitirán generar nuestra propia energía y reducir el consumo mensual de kw/mes a la compañía proveedora de energía.

Es la intención de Nuestro Complejo reducir paulatinamente la huella ambiental que generamos y así desde nuestro pequeño aporte poder mejorar el medio ambiente ya que la responsabilidad de todos, es cuidarlo.

Conceptos que no deberíamos desconocer: La huella ecológica es un indicador agregado definido como «el área de territorio ecológicamente productivo (cultivos, pastos, bosques o ecosistemas acuáticos) necesaria para producir los recursos utilizados y para asimilar los residuos producidos por una población dada con un modo de vida específico de forma indefinida. Su objetivo fundamental consiste en evaluar el impacto sobre el planeta de un determinado modo o forma de vida y, comparado con la biocapacidad del planeta. Consecuentemente es un indicador clave para la sostenibilidad. La ventaja de la huella ecológica para entender la apropiación humana está en aprovechar la habilidad para hacer comparaciones. Es posible comparar desde las emisiones de transportar un bien en particular con la energía requerida para el producto sobre la misma escala (hectáreas).

El cálculo de la huella ecológica es complejo, y en algunos casos imposible, lo que constituye su principal limitación como indicador; en cualquier caso, existen diversos métodos de estimación a partir del análisis de los recursos que una persona consume y de los residuos que produce. Básicamente sus resultados están basados en la observación de los siguientes aspectos:
• La cantidad de hectáreas utilizadas para urbanizar, generar infraestructuras y centros de trabajo.
• Hectáreas necesarias para proporcionar el alimento vegetal necesario.
• Superficie necesaria para pastos que alimenten al ganado.
• Superficie marina necesaria para producir el pescado.
• Hectáreas de bosque necesarias para asumir el CO2 que provoca nuestro consumo energético. En este sentido no sólo incidiría el grado de eficiencia energética alcanzado sino también las fuentes empleadas para su obtención: a mayor uso de energías renovables, menor huella ecológica.

Desde un punto de vista global, se ha estimado en 1,8 ha la biocapacidad del planeta por cada habitante, o lo que es lo mismo, si tuviéramos que repartir el terreno productivo de la tierra en partes iguales, a cada uno de los más de seis mil millones de habitantes en el planeta, les corresponderían 1,8 hectáreas para satisfacer todas sus necesidades durante un año. Con los datos de 2005, el consumo medio por habitante y año es de 2,7 hectáreas, por lo que, a nivel global, estamos consumiendo más recursos y generando más residuos de los que el planeta puede generar y admitir.

Aplicación y metodologías

El análisis Huella ecológica ha sido aplicado a varios niveles, desde la escala global, hasta el nivel hogareño. En este estudio, el componente huella ecológica de Guernsey ha sido calculado y luego usado como una herramienta para explorar la toma de decisiones. Una Forma de aplicación metodológica con resultados interesantes es en lugar de considerar el consumo de materias primas, este considera el efecto de transporte, energía, agua y desecho. Esta resultó una estructura más simplificada y educativa con mayor significado a nivel regional. Esto es principalmente porque está construido en torno a actividades que las personas pueden razonar y en las cuales ellas participan (tal como la producción de desechos y consumo de electricidad). En el modelo Componente Base, conocido como la Huella Ecológica Compuesta, seis principales tipos de tierra de espacio productivo son usados: tierra de energía fósil, tierra arable, pastura, forestal, tierra construible y espacio de mar. El acercamiento Compuesto considera la demanda humana sobre cada uno de esos tipos de tierra, para una población dada, donde quiera que esta tierra pueda estar.

Según este mismo informe, para el año 2005 se estimó el número de hectáreas globales (hectáreas bioproductivas) por persona en 2,1. Sin embargo, para todo el mundo, el consumo se sitúa en 2,7. Por lo tanto, al menos para este año (y la tendencia es creciente, pues en 2003 la huella ecológica mundial se estimó en 2.23), estuvimos sobre-consumiendo respecto de la capacidad del planeta: estamos destruyendo los recursos a una velocidad superior a su ritmo de regeneración natural.

Aunque la huella ecológica aspira a ser sobre todo un indicador cuantitativo y preciso, sus principales frutos los ha dado como marco conceptual que permite comparar sociedades completamente dispares y evaluar su impacto sobre el medio ambiente planetario. En una vida básicamente agraria bien organizada y sin monocultivos extensivos, se estima que entre 1 y 2 ha son aproximadamente el terreno necesario para atender a las necesidades de una familia de forma autosuficiente. Por otra parte, se ha llegado a la conclusión de que serían necesarios otros dos planetas como éste para que los 6.000 millones de seres humanos actuales pudieran vivir todos de la manera en que, por ejemplo, vive un ciudadano francés medio, es decir, en una sociedad industrial basada en la disponibilidad de combustibles fósiles. Estas primeras conclusiones hacen necesario distinguir dos elementos fundamentales: i) en el mundo industrial actual los impactos se producen a nivel planetario y ii)la huella ecológica poco tiene que ver con el espacio físico ocupado por un grupo humano. De esta manera la huella ecológica de la mayoría de los países desarrollados supera ampliamente su propia superficie, ya que extraen recursos y vierten residuos en lugares muy alejados de su territorio.

El valor didáctico del concepto de huella ecológica reside en que hace evidentes dos realidades ligadas que quedan fuera del alcance de la intuición. Primero, que el modo de vida característico de los países más ricos del planeta no puede extenderse al conjunto de sus habitantes. Segundo, que una economía planetaria sostenible exige de esa misma minoría acomodada una reducción de sus consumos; y también de su nivel de vida, en la medida en que no pueda compensarse con un aumento equivalente en la eficiencia de los procesos productivos.

En esta dirección podés calcular tu huella ecológica y a través de la preguntas que te realizan para realizar tu cálculo te darás cuenta que hábitos debes cambiar: http://myfootprint.org/en/

volver
 

Suscripción

Newsletter

 

Error

Correcto

Advertencia

Seguinos en